domingo, noviembre 18, 2007

Eso nos separa


Pienso que sí, que tienes tu color,
que tu nombre a la mañana despierta una flor,
que tu corazón es manzana con caramelo,
que el cielo es celeste por darte un reflejo,
que hay una mariposa en tus labios bermejos
que vuela, que tiembla brillando en algodón
por darse a la luz, al calor de tu espejo,
al abrazo que me busca detrás de tu expresión.

Piensas que sí, que tengo mi color,
que mi nombre a la mañana te envuelve en calor,
que mi corazón es de naranja en piel de pomelo,
que el cielo de noviembre me usa de espejo,
que soy el río de aurora de un mundo muy viejo,
que vuelo y que te atrapo en nubes de almidón,
con cremas, con voz, con verbos disparejos,
con abrazos que te buscan detrás de mi expresión.

Tu risa, mi ciclón, tu estrella mal parada,
el dos en un millón, la música enlatada,
mi siglo veintiuno, mi yo más que ninguno,
el botón de mi camisa, la magia resfriada,

la medalla de azúcar de estar a tu lado,
las caricias en la nuca, el ancla del pasado,
tu capítulo segundo, las piedras de este mundo,
los focos quemados, la puerta del costado,

la mancha del cielo que arrastra una sombra,
el juez de mi celos que por nada se asombra,
mi barba caprichosa, la espina de tu rosa,
el león en tus palabras, la pena que me nombra,

tus aros, tu ley, la luz de mi escenario,
mi orgullo de virrey, la ropa de mi armario,
la sed de otra sábana, las ganas de reír
la nada que hace daño, lo cruel del diario,

la cama, mañanas, la lista de ausentes,
las llagas, el azulejo de mis lentes,
la mancha de tinta volcada de otro sueño,
las uñas, el duelo, mis frases más hirientes,

el viento, el nudo en la montaña rusa,
lamentos, mi bolsa tan llena de excusas,
lo dulzón de mi veneno, la luna que no vemos,
lo indomable del suelo, el yo te llamo luego;

el papel que corta forma un avión
que navega rasgando la foto de los dos,
dejando un vacío,
tu medio firmamento
se aleja del mío
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir,
con tanto sin decir...

2 comentarios:

Lina Masaki dijo...

Las cosas que no se dicen... los corazones frutales... me encanta.

amaliovilla dijo...

Imposible parar de leerlo, me gusta cómo se mezclan las palabras, cómo van creando las imágenes.

 
Creative Commons License
This obra by Gustavo Martínez Figueroa is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.espaciosyespejos.blogspot.com.